Juan Martín Del Potro: «Busco calidad de vida»

El tandilense contó que busca mejorar su calidad de vida antes que volver a jugar al tenis, aunque no se resigna a hablar del retiro. "No puedo subir una escalera sin dolor", confesó.

Después de reaparecer en el ATP de Buenos Aires, en febrero pasado, Juan Martín Del Potro no volvió a empuñar una raqueta, salvo para realizar algunas clínicas o acciones. El tandilense sigue sin encontrarle la solución una lesión en la rodilla derecha (se fracturó la rótula) que lo obligó a pasar cuatro veces por el quirófano, desde octubre de 2018. Desde aquella melancólica noche porteña hasta hoy, el ex número tres del mundo se propone una sola cosa: tener una mejor calidad de vida, incluso por sobre el deseo de volver a jugar al tenis.

«Si este fue el último partido, fue súper emotivo, en mi casa, con mi mamá en la cancha, con mi hermana, con toda mi gente, en Argentina, en un torneo en el que había jugado una sola vez’. Creo que fue todo espectacular. Hoy busco un tratamiento para calidad de vida, no busco un tratamiento para jugar París-Bercy o el Australian Open. Y eso es una gran diferencia en mi día a día», aseguró el tandilense en una entrevista realizada por el periodista Sebastián Torok en el diario La Nación.

En las últimas semanas, Del Potro, que está próximo a cumplir 34 años, presenció el US Open en el que Carlos Alcaraz se consagró campeón y se transformó en el nuevo número 1 del mundo. No es un torneo más para la Torre de Tandil, que en 2009 le ganó la final a Roger Federer y conquistó el primer y único Grand Slam de su carrera. Por eso, estos días en suelo neoyorquino fueron especiales para el campeón de la Copa Davis 2016, que pese a que su prioridad sea otra, no le cierra definitivamente las puertas a un posible regreso a las canchas.

«Acá uno no siente si está activo o retirado porque te tratan como un campeón. Ando caminando libremente por los pasillos como cuando jugaba y esa sensación es la más linda que un tenista puede tener. También es lo que me hace extrañar demasiado y lo que me despierta algún sentimiento adentro… Pero me voy unos meses atrás, al mensaje que di en el torneo de Buenos Aires: primero la calidad de vida, porque no aguanto más el dolor, pero esto (el tenis) no lo voy a cerrar, lo quiero dejar abierto. Después, el tiempo y la vida dirán cómo termina», señaló.

Recordando aquel gesto simbólico que tuvo, donde dejó su vincha colgada en la red después de perder ante Federico Delbonis en Buenos Aires, Del Potro contó a corazón abierto la dura realidad que vive por sus dolencias físicas. «Del día siguiente a la vincha a hoy estoy viviendo otra vida, estoy con otros objetivos, estoy buscando médicos y tratamientos, pero para poder subir la escalera y no agarrarme de la baranda, que es mi realidad. Yo venía con esa realidad, pero también con la cabeza en jugar al tenis, pero era imposible. Entonces hay una realidad y una ecuación muy simple: en una pierna y querer jugar al tenis, no era posible. Entonces, ¿qué tengo que hacer? Por lo menos dejar de pensar en el tenis y tratar de recuperar un bienestar acorde a lo que merezco», explicó.

«Camino, no corro en la cinta, no puedo subir una escalera sin dolor. Ya lo conté: a Tandil, que son cuatro horas manejando, tengo que parar y estirar las piernas. Esa es la realidad mía, que es dura, es triste, pero trato de no quedarme con eso y mi nuevo desafío es cómo tratar de procesar todo, asimilar lo que me toca y cómo me levanto todos los días para vivir lo mejor posible», agregó Delpo.

En ese sentido, el tandilense dijo que está en la búsqueda de encontrar qué seguirá haciendo el «día después» del tenis. «Yo no estoy preparado para el día después. No sé lo que es. No tuve una transición al día después, no me preparé para el día después, no tengo ni idea qué hizo otro atleta en todo ese proceso. A mí me tocó ser tres del mundo, una lesión de rodilla y esta vida. Así [chasquea los dedos], en un segundo (…) Desde Buenos Aires hasta el día de hoy estoy en ese proceso de pensar cómo será la vida sin el tenis definitivamente, qué cosas me pueden gustar, no sé».

El retiro de Federer

Por otro lado, Del Potro se mostró sorprendido tras el anuncio del suizo, que decidió retirarse del tenis profesional en la Laver Cup que se disputará del 23 al 25 de septiembre, en Londres.

«Me puse triste por su noticia. No la esperaba para este momento. Tenía la ilusión de que jugara en Wimbledon del año que viene. Fue una sorpresa», manifestó el tandilense. Y haciendo referencia a su vínculo con el considerado -por muchos- mejor tenista de la historia, añadió: «Significó mucho para mí, para los que jugamos a la par de él y compartimos años en el circuito. Fue el primero del Big 3, el que marcó el camino hacia la perfección, el que elevó la vara. Cuando entraba en el vestuario todo el mundo lo miraba con admiración, con respeto, con ganas de saludarlo. Él siempre fue muy amable con todo el mundo, en especial conmigo. Llegué a crear una relación muy cálida por los partidos jugados, porque compartimos eventos, porque estuvimos muchas veces solos en instancias finales en los vestuarios y hablábamos de fútbol, de otras cosas, de Argentina… Él siempre mostró interés y querer saber otras cosas que no sean sobre tenis y con esas cosas fui forjando la relación que pudimos tener todos estos años».

G2K tu unico datacenter en la region
Botón volver arriba