En un colegio religioso hicieron una parodia sobre Cristina Kirchner, los «planeros» y la «polenta»: Polémica, repudio y denuncia

En el colegio Monseñor Caneva de la ciudad de Olavarría (Buenos Aires) tuvo lugar un acto protagonizado por estudiantes, que parodiaron a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner arrojando cajas de vino y sobres de polenta a jóvenes que se autodenominaban «planeros». El video se viralizó en redes sociales, donde muchas personas repudiaron lo ocurrido. Además, denunciaron el acto por presunta violencia simbólica y deberá intervenir la Dirección de Educación de Gestión Privada.

Como puede observarse en el video que se viralizó este miércoles, los alumnos del último año de la secundaria interpretaron a Cristina Kirchner arrojando cajas de vino y polenta. Además, los supuestos simpatizantes del acto llevaban carteles con términos como “planeros”y “negros de mierda”, entre otros.

Ante los mensajes de odio, se pidió la intervención de la Dirección de Educación de Gestión Privada (DIEGEP) para que investigue el hecho y la responsabilidad de las autoridades educativas. Esto se da también en el marco del reciente atentado sufrido por la ex presidenta frente a su casa del barrio Recoleta de Buenos Aires.

«Es muy grave que una institución educativa y religiosa como el Instituto Privado Monseñor César Cáneva permita los discursos de odio y actos discriminatorios en un acto escolar. Más aún en el contexto que atraviesa nuestro país luego del atentado a la Vicepresidenta», expresó el diputado bonaerense César Valicenti, dirigente oriundo de Olavarría, tras la viralización del acto.

El titular del bloque de Diputados del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires apuntó que “este tipo de manifestaciones de odio construyen relaciones violentas que se ven reflejadas en el seno de nuestra sociedad y que no pueden tolerarse en un marco de convivencia democrática, menos aún en un ámbito escolar”.

En tanto, desde el Gobierno bonaerense, el titular de Educación, Alberto Sileoni, expresó: «Ante los hechos ocurridos en una escuela de Olavarría, reiteramos, insistimos, que todas las escuelas tienen la obligación de ser territorios libres de violencia, real o simbólica, de discriminación, de falta de respeto al semejante, donde no tengan lugar los discursos de odio».

Y agregó: «Sabemos que los escalones de la violencia y el espanto se suben de a uno, y es necesario ver los preanuncios, los signos, razón por la cual maestras y profesores deben estar alertas para impedir cualquier atisbo de ofensa».

Por otro lado, desde Juventudes del Frente de Todos de Olavarría también opinaron sobre lo ocurrido y escribieron un comunicado. “A poco tiempo del intento de homicidio a nuestra Vicepresidenta, lejos de llamarnos a la reflexión se siguen reproduciendo hechos de violencia simbólica que no hacen más que replicar discursos de odio”, lametaron.

E invitaron a reflexionar “a aquellas personas que denostan nuestras pasiones y agravian, insultan, y se hacen eco de discursos que generan grietas de dolor en quienes levantamos las banderas del amor, solidaridad y justicia social”.

Docentes del colegio, apuntaron contra el Equipo Directivo del Colegio Monseñor César Cáneva. “La pasividad frente a la estigmatización sobre la figura de quien ejerce el Poder Ejecutivo Nacional, en su rol de Vicepresidenta de la Nación, y a días de sufrir un atentado, requiere de un pedido de disculpas institucional” advirtieron.

En tanto, remarcaron que la democracia “se ejerce y fortalece todos los días, y las escuelas deben ser ejemplo de espacios de construcción colectiva de ciudadania, convivencia y tolerancia para todos y todas”.

G2K tu unico datacenter en la region
Botón volver arriba