La multisectorial de mujeres pide políticas locales contra la violencia machista

La Multisectorial de Mujeres es un colectivo que reúne a sectores vinculados a organizaciones sociales, gremiales, políticas y también militantes «sueltas», que buscan fortalecer los derechos de género en el marco de la revolución feminista que tuviera su punto de inflexión aquel 3 de junio de 2015, cuando cientos de miles de mujeres salieron a las calles para exigir #NiUnaMenos, una consigna que visibilizó el hartazgo social ante la violencia que mata.

Este miércoles, a cinco años de aquella primera gran movilización La Multisectorial, conformada por siete mujeres se reunió para dejar el claro que la fecha adquiere un valor simbólico muy grande pero que –al mismo tiempo- expone ante la sociedad la necesidad de fortalecer la lucha en virtud de que la mayor visibilidad de la problemática no se corresponde con una victoria en términos de cantidad de victimas fatales y no fatales que se registran en el país.
“Aquella primera gran movilización fue producto de muchísimos años de lucha buscando visibilizar el drama que representa la violencia de género. Fue una manera de decir estamos hartas. Cinco años después necesitamos seguir diciendo que estamos hartas de la violencia contra las mujeres”, aseguró Inés Zaidman.

“Haber visibilizado el problema no representa ninguna solución en sí misma. Hoy seguimos padeciendo igual o mayor cantidad de hechos de violencia de género, con lo cual la necesidad por poner en valor los derechos de las mujeres es una batalla diaria, que suma victorias pero que también nos recuerda que hay mucho más por hacer. Lo que está faltando en San Nicolás es un Estado que nos acompañe. A nivel nacional y provincial se han atendido reclamos históricos. De hecho, hoy podemos decir orgullosas que tenemos un Ministerio de la Mujer. Pero no alcanza. Lo que necesitamos es que se ponga en práctica la Ley de Emergencia que atienda todas las situaciones de violencia machista. Es decir, no va a haber #NiUnaMenos sin una Ley de Emergencia contra la violencia de género”,

añadió Zaidman.

Crítica al Estado local

El colectivo Multisectorial de Mujeres se pronunció contra “la inacción del Estado municipal” en materia de lucha contra la violencia machista. “Nos enoja mucho que en San Nicolás hoy siga sin haber una Casa Abrigo que permita resguardar las vidas de las mujeres que están en peligro. Hay plata para muchas cosas pero para la salud de las mujeres víctimas de violencia nunca hay plata. Eso no sólo es desidia sino también desinterés por parte de las autoridades municipales”, apuntó la dirigente de la Multisectorial.
“La Ley de Emergencia fue aprobada en el 2017 por el Concejo Deliberante y promulgada por el Ejecutivo, pero nunca se puso en práctica. La Ley requiere de recursos y Presupuesto, y de la constitución de una Dirección que atienda los problemas de violencia. Y seguimos esperando que se instrumente una Casa Abrigo que le provea seguridad a las mujeres y niños que sufren violencia, que permita sacarlas del entorno de violencia y asistirlas diariamente en su recuperación y reinserción a una vida sin violencia”, pidió Inés Zaidman.


Las integrantes de la Multisectorial coinciden en que la situación de encierro derivada del aislamiento social y obligatorio ha profundizado el problema. “En estos tiempos hemos recibido muchas más denuncias. Y las victimas son de todas las edades. Es terrible, porque se trata de violencia asociada a otros flagelos como el alcohol y las drogas. Conocemos casos de víctimas de dos años de edad, hasta de una abuela de 80 años que fue violada. El violento no discrimina”, comentó Estela Herrera, de ATE San Nicolás. Se estima que sólo la Comisaría de la Mujer recibía hasta 2019 unas 300 denuncias mensuales. A esas denuncias hay que agregar las que se radican en Fiscalía, pero también los hechos que no son denunciados.

Las tres T

“Desde las organizaciones sociales estamos convencidas que no puede haber NiUnaMenos sin tierra, ni techo, ni trabajo. Tenemos la certeza de que en los barrios populares la realidad habitacional de muchas mujeres porque en riesgo sus vidas”, apuntó María Motas, del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE).

Erica Martínez, en tanto, puso el foco en la necesidad de asegurar recursos que garanticen el trabajo de las promotoras contra la violencia de género: “La aplicación de la Ley de Emergencia es clave. En San Nicolás venimos impulsando la Ley junto al voluntariado, mucho más en tiempos donde la cuarentena agrava la situación de violencia. La Ley debe entenderse y aplicarse en el marco de las medidas sanitarias que promueve el Gobierno nacional.

Hay muchas cosas que están bien pero no alcanzan. El trabajo de las promotoras es central porque son ellas las que están cerca de las víctimas, acompañando y asistiendo. Pero para que funcione como corresponde se necesitan los recursos que permitan remunerar el trabajo de las promotores. Pero sin Ley no hay recursos, por lo que necesitamos que de una vez por todas se ponga a las víctimas en un lugar prioritario. Y eso sólo será posible si se hace cumplir la Ley”

Fuente Diario el Norte

G2K tu unico datacenter en la region
Botón volver arriba