“El daño es enorme, casi irreparable, me estoy fundiendo y los responsables están en libertad riéndose”

Pedro Ramírez, un vecino de nuestra ciudad, quien además tiene una vivienda en La Emilia, contó la situación que está viviendo con el ex novio de su hija, quién los tiene amenazados, y habría prendido fuego su vivienda en La Emilia. El agresor sigue libre y con numerosas causas.

El daño es enorme, casi irreparable. Arreglar lo que han destrozado significará un gasto considerable y difícil de costear. Lo más triste es vivir con miedo, incertidumbre e impotencia.

“El ex novio de mi piba, con la que están hace un año distanciados, la empezó a amenazar por teléfono. Cuando yo me entero de esto la cargo al auto y vamos a la comisaria a hacer la denuncia”, explicó. “Cuando me enteré, el pibe este pasó en una moto amenazándome. Yo realmente estaba fuera de mí, furioso y le había dicho a la policía que actúen, porque si aparecía de nuevo y le hacía algo a mi hija, lo iba a agarrar yo y lo iba a romper”, expresó Ramirez.

Estos sucedió la semana pasada cuando el hombre se encontraba realizando la denuncia. “En momentos en que estamos haciendo la denuncia me llama la vecina y me dice que se habían venido este muchacho, Facundo Aquino, y otro en moto y le habían roto la cabeza a mi hijo. Ahí me voy para mi casa desesperado, lo veo a mi pibe lastimado y también nos vamos a la comisaria. Ya era el colmo”. La situación de violencia aumentaba y su agresor, según el relato de Ramírez, estaba descontrolado. Ya era necesario que la justicia actúe, pero lo peor estaba por venir.

“Estamos de nuevo haciendo la denuncia por este caso y me llaman desesperados de La Emilia, donde tengo una casita y me avisaban que me había prendido fuego la misma. En ese momento, al verme enloquecido, la policía me empezó a preguntar qué había sucedido, les cuento que habíamos tenido problemas con tal persona y me avisaron que a ese sujeto ya lo habían detenido hacía unos días y que había sido liberado por el juez hace poco. Era una persona con antecedentes que los policías ya conocían y los tenía a maltraer”, contó Ramírez.

Los bomberos actuaron logrando apagar las llamas, pero hubo daños irreparables. “Fue un patrullero y lo apresaron en Villa Canto. A mí me hizo un daño terrible en mi casa. La verdad que la quiero arreglar, cambiando los techos de las habitaciones, pero me estoy fundiendo, los gastos son enormes. Me arruinó, no sé cómo arreglar esa casa. La vivienda estaba sola y se incendiaron dos habitaciones, el dormitorio con la cama de dos plazas, me destruyó el aire acondicionado, las aberturas de aluminio, se partieron las paredes, el revoque, el techo”.

“Estos tipos estuvieron un par de días detenidos y ya están libres. No puede ser que esta gente esté afuera y me hayan hecho semejante daño y no se pueda hacer nada. Facundo Aquino de 22 años es el que me está haciendo destrozos con otro de 25 años. Ahora están en libertad como si nada hubiese pasado y yo estoy muriéndome de odio, de bronca y no puedo dormir de la impotencia con ellos afuera riéndose. En la Justicia me dicen que hay un montón de causas contra él, inclusive antes de este lío tenía perímetro con mi hija y no le importó, se burla de la Justicia. No puede ser que ande esta gente por la vida haciendo daño y la Justicia no haga nada”, finalizó Ramirez.

G2K tu unico datacenter en la region
Botón volver arriba