¿Pero qué les pasa?

«De golpe a los que somos mayores de 60 años, nos transformaron en una persona anciana.

De golpe comenzaron a tratarnos como si fuésemos personas limitadas, a las que hay que ayudar porque solas no pueden o no saben.

De golpe, el mundo se debate si dejarnos encerrados o no, si valemos la pena vivos o no.

¿Pero que les pasa?

¿Quien construyó este mundo que ahora viven?

Déjennos cuidarnos solos.

Nosotros, los que hasta hace poco tiempo dirigíamos fábricas, organizaciones, instituciones o éramos profesionales independientes no perdimos ni la razón, ni el juicio.

No nos cuiden de manera incorrecta.
Consulten con nosotros que hacer, tenemos sabiduría, experiencia, sentido común, somos los que hemos producido el capital y todo lo que ustedes tienen y tenemos menos miedo que ustedes, los más jóvenes.

De la misma manera que un puber de 13 años no se equipara a un joven de 25 y ambos están en diferentes etapas de la vida, una persona de 65 no se equipara a una de 90, siendo ambas personas mayores en edad.

No se equivoquen, a nuestra edad tenemos mucho para enseñar y ustedes mucho que aprender.

Ser mayor no es ser plaga. Es un derecho que nos ganamos con trabajo y el respeto de muchas personas ajenas y aún con más admiración hacia nosotros que ustedes los que hoy nos tiran al cesto de la ropa sucia.
Y es un legado nuestro, al que ustedes los jóvenes y dirigentes no querrán renunciar.

¡No nos pidan a nosotros que renunciemos!
Somos la generación que sostiene a los que vienen, sin que les haya costado nada.»

Por Cesar Santos

G2K tu unico datacenter en la region
Botón volver arriba