La bajante del río Paraná afecta la actividad portuaria

Durante las últimas semanas la altura del Río Paraná descendió hasta el metro de altura, un nivel que no se registra desde 1989. La bajante se debe a problemas de logística de carga máxima de los buques en los puertos de la región, lo cual conduce a menos carga de soja.

El 9 de marzo de 2019 el nivel del agua era de 1,56 metros,y en las últimas 24 horas cayó 10 centímetros siendo que la altura promedio para esta época ronda los 2,40 metros. Otro dato se registró el 9 de abril de 2019 con una altura de 2,56 metros.

El problema coincide con la etapa de cosecha de granos gruesos. Un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario, con datos de la Prefectura Naval Argentina hasta el día de ayer, reflejó que a la altura del Puerto de Rosario el Río Paraná apenas alcanzaba el metro de altura, muy por debajo del mínimo de 2,47 metros que tiene que registrarse para que Hidrovía S.A. tenga la obligación de garantizar el 90% del tiempo los 34 pies de calado.

Además, el informe atribuye la bajante en el Paraná a los registros de lluvias muy por debajo de lo normal en la cuenca de la Hidrovía Paraná-Paraguay. El déficit de lluvias tuvo su epicentro sobre el sur de Brasil, Paraguay y el noreste argentino sobre fines de febrero y marzo, y ha tenido un singular efecto sobre el cauce de los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay e Iguazú, según informó el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en los últimos días.

Pero también se advierte que la situación se puede agravar, ya que no existen pronósticos de precipitaciones al menos hasta mediados de abril, y si eso sucede, el caudal de agua puede tardar entre 20 y 30 días en provocar una suba del río a la altura de Rosario.

Además, en plena cuarentena obligatoria por el coronavirus, la operatoria en la zona de los puertos se encuentra todavía afectada por las restricciones en el interior a la circulación de camiones, y semanas atrás por las medidas de fuerza de los trabajadores en la zona de carga y descarga de buques.

Gustavo Elorriaga, director de Obras Sanitarias San Nicolás, aseguró que “hoy la provisión de agua se realiza normalmente. Estamos monitoreando la situación, tenemos la posibilidad de bajar las bombas un metro más, con lo cual estamos preparados para afrontar la situación”.

G2K tu unico datacenter en la region
Botón volver arriba