DENGUE: el peor brote de los últimos 3 años está siendo combatido por la llegada del frío

Mientras el Coronavirus obliga a los argentinos a aislarse en sus casas, el mosquito no da respiro. Argentina se enfrenta al peor brote de dengue de los últimos tres años. En solo ocho meses, se han registrado 7.862 casos confirmados, entre ellos siete fallecidos y otras nueve muertes en investigación.

Si bien la curva de crecimiento comenzó en enero, en la mayoría de las provincias el rebrote se registró en marzo y se mantuvo en las últimas semanas debido a la llegada tardía del frío. Hasta el momento, se detectaron en diferentes zonas del país la presencia de tres serotipos: 63% correspondió a DEN-1, 35% a DEN-4 y 2% DEN-2.

Según el último Boletín de Vigilancia Epidemiológica publicado por el Ministerio de Salud de la Nación, desde fines de julio del año pasado hasta el 25 de marzo se registraron además 26.351 casos con sospecha de dengue. De los 7862 confirmados en 16 provincias, 6169 no tienen antecedentes de viaje y 866 son con antecedentes de viaje a zonas con circulación viral fuera de la jurisdicción de residencia. Los restantes 827 están siendo analizados.

El antecedente más grave de dengue en el país es de 2016, cuando hubo 76.803 casos confirmados de los cuales 5.000 fueron en Buenos Aires

Mientras el Coronavirus obliga a los argentinos a aislarse en sus casas, el mosquito no da respiro. Argentina se enfrenta al peor brote de dengue de los últimos tres años. En solo ocho meses, se han registrado 7.862 casos confirmados, entre ellos siete fallecidos y otras nueve muertes en investigación.

Si bien la curva de crecimiento comenzó en enero, en la mayoría de las provincias el rebrote se registró en marzo y se mantuvo en las últimas semanas debido a la llegada tardía del frío. Hasta el momento, se detectaron en diferentes zonas del país la presencia de tres serotipos: 63% correspondió a DEN-1, 35% a DEN-4 y 2% DEN-2.

Según el último Boletín de Vigilancia Epidemiológica publicado por el Ministerio de Salud de la Nación, desde fines de julio del año pasado hasta el 25 de marzo se registraron además 26.351 casos con sospecha de dengue. De los 7862 confirmados en 16 provincias, 6169 no tienen antecedentes de viaje y 866 son con antecedentes de viaje a zonas con circulación viral fuera de la jurisdicción de residencia. Los restantes 827 están siendo analizados.

La situación en San Nicolás

En tanto, desde la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires señalaron que, desde principios de año hasta el 28 de marzo, en San Nicolás se registraron 38 casos. El último reporte fue el 6 de abril, y la cifra rondaba los 30. En los últimos días la situación se frenó por la llegada de las noches frías.

Gastón Canevaro, veterinario del sector de Salud del Municipio, sostuvo: “La principal herramienta contra el mosquito es el descacharrado. Impedir que se acumule agua estancada ayuda a que las hembras del mosquito no pongan huevos y se reproduzcan. Es la primera medida que se debe tomar en todos los hogares y de forma urgente, más aún después de los días de lluvia, donde se genera un ambiente propicio parasu desarrollo”. El huevo no se destruye con fumigación. Esta medida solo sirve para el mosquito.

Las temperaturas bajas y la humedad no es un ambiente adecuado para la supervivencia del huevo, el cual puede sobrevivir por más de 7 meses, en estado latente. Si la hembra estaba infectada, puede transmitir la carga viral al huevo, naciendo, de una temporada a otra, mosquitos infectados.

Los barrios que registraron casos son: San Francisco, Barrio Fonavi, Don Bosco, Parque Córdoba, Barrio Colombo, Conesa y un caso en el centro de la ciudad, pero corresponde a un hombre que trabaja diariamente como transportista, por lo cual, es de difícil confirmar que se haya infectado en su domicilio. Conesa y Colombo fueron casos con antecedentes de viaje.

Mitos y verdades sobre el dengue

  1. Afecta a los sectores más humildes. Si bien la falta de agua potable y de recolección de basura favorecen el riesgo de reproducción del mosquitos, el virus no entiende de clases sociales.
  2. Las bajas temperaturas terminan con el mosquito. Cuando hace frío los mosquitos adultos reducen su actividad, pero si se encuentran en una casa conservan la temperatura de su interior. Solo a grados bajo cero, los ejemplares adultos se mueren pero los huevos son capaces de sobrevivir durante el invierno.
  3. Todos los mosquitos transmiten dengue. Para que un mosquito transmita la enfermedad, debe haberse infectado previamente al picar a una persona enferma. No todas las especies de mosquitos pueden transmitir la enfermedad.
  4. El dengue se transmiten de persona a persona. Sólo se contagia a través de la picadura del mosquito, no de persona a persona, ni a través de objetos ni de la leche materna.
  5. El mosquito solo pica de día. Si bien la mayor actividad del mosquito se da en las primeras horas de la mañana y al atardecer, también puede picar durante la noche si hay luces prendidas.
  6. La borra de café en el agua de las plantas mata las larvas. No existe estudio científico que lo avale.
  7. Tomar vitamina B impide la picadura del mosquito. No existe evidencia científica.
  8. La aplicación de larvicidas ayuda a eliminar las larvas. No deben aplicarse en recipientes y depósitos en uso como ollas, utensilios, bebederos de animales, instalaciones sanitarias, piscinas u otros objetos.
  9. La fumigación termina con el dengue. La aplicación de insecticidas es una medida que sólo elimina los mosquitos adultos. Debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulan agua.
  10. El mosquito que transmite dengue se cría en charcos y zanjas. La hembra del Aedes aegypti pone sus huevos en las paredes de recipientes que juntan agua y las larvas y pupas (los estadios acuáticos) se desarrollan siempre en esos objetos.

G2K tu unico datacenter en la region
Botón volver arriba