«La salud de los nicoleños es nuestra prioridad», afirmó el intendente Manuel Passaglia

Luego de las últimas decisiones tomadas por el Gobierno Nacional, se ha decretado en la ciudad la licencia parcial para el personal municipal. Esto quiere decir que todos aquellos empleados que hayan cumplido 65 años o más, mujeres embarazadas, trasplantadas, con patologías oncológicas, que padezcan diabetes o que sufran de insuficiencia cardíaca, quedarán dispensados de concurrir a trabajar hasta el 31 de marzo. Todos estos casos mencionados, deberán permanecer en sus hogares en cuarentena, ya que la idea es tener la menor circulación posible en la ciudad.

Con el resto del plantel municipal se armarán guardias activas para cada una de las Secretarías, por lo que también se solicita la colaboración pidiéndoles a los vecinos que sólo utilicen los servicios municipales en caso de urgencia y que eviten concurrir a los organismos públicos. Recuerden que una de las medidas preventivas más importante es permanecer en casa.

Por último, desde el municipio destacan que se va a garantizar la atención plena en el área de Salud, donde no habrá profesionales licenciados y donde decidieron reforzar los puestos de trabajo. Recuerden que en los centros de salud, se atenderá solamente a aquellas personas que hayan solicitado el turno por whyline, para evitar las esperas y el amontonamiento en los consultorios.

Cuidémonos entre todos, juntos todo es posible.

G2K tu unico datacenter en la region
Botón volver arriba