Atsa San Nicolás alerta sobre situaciones de riesgo en los geriátricos no habilitados

La seccional San Nicolás de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) se mantiene alerta y activa en el marco de la pandemia de COVID-19, que en nuestro país se cobró (hasta ayer) 19 vidas, todas ellas de personas adultas mayores.En virtud de ello, el gremio volvió a denunciar el riesgo que supone el funcionamiento de geriátricos no habilitados también en el control de la expansión del coronavirus.“Nos preocupa mucho el tema de los geriátricos. Sabemos que en San Nicolás son muy pocos los que están debidamente habilitados. Es por eso que instrumentamos un esquema de recorrida para verificar en qué condiciones sanitarias se encuentran los lugares de asilo. Es fundamental monitorear que las enfermeras dispongan de los insumos médicos y de protección necesarios para dar atención segura a los abuelos, tal como lo hacemos en las clínicas”, advirtió Mónica Chungo, secretaria general de ATSA San Nicolás.

La dirigente de la sanidad denunció el riesgo que supone que las personas de la tercera edad no estén atendidas por personal profesional y capacitado en prevención de contagio. “Estamos preocupados porque sabemos de lugares donde los abuelos no están bien atendidos. No reciben la alimentación adecuada ni tampoco la medicación que corresponde. Y en la mayoría de los geriátricos, fundamentalmente aquellos que no están habilitados, el personal a cargo no es ni siquiera auxiliar de enfermería ni de gerontología. Por consiguiente no saben cómo tratar a un abuelo, cómo medicarlo, cómo movilizarlo. Esto genera un riesgo muy grande a contraer cualquier tipo de virus en una población etaria vulnerable”, agregó Chungo.

La de denunciar geriátricos que no cumplen las normas de habilitación que se requieren es una lucha permanente de ATSA local. “Venimos denunciando desde hace años. Hay lugares donde se pueden encontrar dos o tres geriátricos en una misma manzana. Tienen a los abuelos encerrados en una habitación, sin salida al patio y sin los cuidados que se requieren. Los familiares deben tomar consciencia de que esto es indigno para el abuelo. Pero también que pueden estar a cargo de personas que no conocen ni saben cómo se debe brindar atención segura”, apuntó Chungo.

Boleto gratuito
En el marco de la pandemia de COVID-19, Mónica Chunfo pone en énfasis la necesidad de que se implemente el boleto gratuito en el transporte público para los trabajadores de la sanidad que circulan dentro en la ciudad y delegaciones. “Es necesario porque no todas las empresas están pagando salarios en tiempo y forma. Y los trabajadores de la salud necesitan movilizarse para llegar a los centros de atención”, afirmó Chungo. La dirigente de la sanidad indicó que la empresa Vercelli actualmente trabaja bajo un esquema de servicio similar al de un día feriado, con frecuencias cada hora. “Esto también genera un problema para los que ingresan a trabajar a las 6 de la mañana”, cuenta.El gremio hizo una presentación ante las autoridades provinciales en relación con la necesidad de gratuidad del boleto para los trabajadores de la salud. “Queremos que el gobernador Kicillof lo tenga en cuenta. También lo estamos conversando con el presidente del HCD, Sergio Ponce”, explicó Chungo. Esta misma solicitud se la presentaron a la secretaria municipal de Salud, Mirna Bottazzi, quien se comprometió a presentar el tema en la Mesa municipal.Alerta y activaATSA se mantiene alerta y activa en tiempos de cuarentena obligatoria. La oficina de atención trabaja a puertas cerradas, respondiendo las consultas de los afiliados y realizando trámites vía telefónica. “Obviamente, se atienden todas las urgencias”, cuenta Mónica Chungo, quien destacó que el próximo miércoles recibirán las dosis de vacuna antigripal para que los afiliados se la puedan colocar en sanidad o bien retirarla. “Se prioriza a las personas de más de 60 años”, indicó la titular de ATSA local.

El gremio también está controlando que todos los trabajadores de la salud considerados pacientes de riesgo hagan la licencia sanitaria en sus casas, percibiendo el total del salario. Y advierte que las empresas deben cumplir con el DNU de asignación de veinte mil pesos a trabajadores públicos como privados, a pagarse en cuatro meses, a partir de abril. “Es una asignación del Estado que va por fuera del salario”, apuntó Chungo.ATSA San Nicolás cuenta con 2000 afiliados, entre enfermeras, mucamas, personal administrativo, camilleros, etc. Desde 2003, a todos ellos se los capacita a través de diferentes cursos.

FOTO: Mónica Chungo, secretaria general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad en San Nicolás.

Fuente: Diario El Norte

G2K tu unico datacenter en la region
Botón volver arriba